Cómo ser un Buen Guía Turístico; Ser guía turístico es uno de los trabajos más gratificantes del mundo. Te ganas la vida haciendo lo que otros hacen en vacaciones: conocer a gente encantadora de todo el mundo y maravillarse cada día con los lugares más bellos del planeta. Pero, aunque suene bien, eso no significa que sea fácil.

Ser guía turístico es un reto y no todo el mundo puede hacerlo. Aquí tienes las características que te ayudarán a ser un mejor guía turístico.

Ver ¿Cómo se usa la Lavanda en la Cocina?

1. Debes ser Carismático

Aunque sólo hay un guía en el recorrido, son muchas las personas que participan, desde 2 hasta 20 o más. Cada una de estas personas participa en la visita para conocer mejor el tema de la misma y, sobre todo, ¡para entretenerse! Y todo esto depende del guía turístico. Por lo tanto, un guía turístico debe tener carisma, mucho carisma.

El carisma es natural… pero también puede venir con la práctica. Cada día que vayas de tour, busca oportunidades para encantar a tu público. Además, puedes pensar en diferentes opciones antes de que comience la salida y experimentar con ellas durante la misma para determinar las diferentes tácticas con las que puedes deleitar a tu público.

2. Hay que ser un Experto en la Materia

Puedes ser el guía turístico más carismático del mundo, pero si no sabes de qué hablas, perderás a tu público. Parte del trabajo de un guía turístico es saber exactamente de qué está hablando. Se trata de datos, fechas y todo lo que pueda surgir en un tour.

Asegúrate de que sabes todo lo que necesitas saber, y cada vez que respondas a una pregunta durante una visita, tómate el tiempo de pensar si puedes dar una respuesta mejor la próxima vez.

3. Debes ser un Buen Comunicador

Si eres carismático y experto en tu campo a partes iguales, pero no interactúas con tu grupo, este sentirá que está detrás de su profesor de historia. Además, les dará la sensación de que se trata de una conferencia y no de una comunicación real. Esto es algo muy importante de cómo ser un buen guía turístico.

Las vacaciones no consisten en sentarse y escuchar a los demás, sino en hablar y conocer gente nueva. Pueden ser compañeros de viaje o los guías que coordinan sus actividades. Asegúrate de conectar con las personas a las que guías y dales una persona más a la que recordar cuando piensen en el viaje que han hecho.

4. Debes ser un Buen Narrador

A la gente le gusta conocer los hechos históricos de una ciudad o las características de un glaciar, pero lo que realmente le gusta también es escuchar historias. Desde que trabajas en el sector del turismo, es probable que hayas tenido una o más oportunidades de hablar de un destino, de un determinado artefacto o de cualquier otra cosa. ¿Pudiste contar lo que querías contar de forma entretenida?

Contar una historia no es una hazaña reservada a unos pocos, sino que se trata del tiempo, la duración, los chistes (si los hay) y otras cosas. Tienes que saber exactamente cuándo vas a contar una historia, decidir su duración y practicar una y otra vez hasta que le cojas el tranquillo.

5. Necesitas Capacidad de Organización

El tiempo lo es todo cuando quieres saber cómo ser un buen guía turístico. Tienes que estar en lugares específicos en momentos específicos, entonces sólo puedes pasar una cierta cantidad de tiempo en esos lugares y pasar más o menos tiempo de lo planeado puede significar arruinar la actividad. Echa un vistazo a tu itinerario y asegúrate de saber dónde tienes que estar y a qué hora. Luego, cada vez que estés en estos puntos, observa el tiempo que pasas allí y decide si es suficiente o si necesitas más o menos tiempo.

Además, es posible que tengas que gestionar un puñado de entradas a un determinado parque natural o encargarte de los billetes de autobús para tu grupo. Hay que asegurarse de que el problema se gestiona y de que los billetes están localizados. La organización, cuando se es guía turístico, es esencial.

Cómo ser un Buen Guía Turístico - Características del Guía de Turistas

6. Tener un Buen Sentido del Humor Siempre es Útil

No es necesario ser un comediante o un monologuista para ser un guía turístico, pero ser capaz de animar a tu grupo con una broma aquí y allá ciertamente ayuda. Aunque hacer bromas sobre un miembro de tu grupo puede ser arriesgado, reírse de ti mismo es una forma fácil de provocar sonrisas en tu público.

Otros métodos pueden consistir en introducir pequeñas dosis de humor en las historias que se cuentan, en contar anécdotas divertidas o graciosas y en aprovechar cualquier situación cómica que se produzca.

7. Hay que Empatizar

Al tratar con muchas personas en muchas situaciones diferentes, en algún momento te encontrarás en situaciones difíciles con miembros de tu grupo. ¿Cómo ser un buen guía turístico en estos escenarios?, la empatía es esencial.

Puede tratarse de alguien que acaba de recibir una mala noticia de su familia, que tiene un miedo embarazoso o que tiene algún tipo de discapacidad. Ten en cuenta que con un poco de empatía podrás entender mucho mejor a la gente y resolver los problemas que te encuentres.

8. Ser Capaz de Improvisar

Como guía turístico, tu día puede ser imprevisible. El tiempo puede cambiar repentinamente, las cosas pueden estropearse y el grupo de viaje puede ser muy diferente al anterior. Es tan importante ser flexible como estar preparado y ser un maestro de la improvisación.

Se necesita mucho tiempo para planificar todas las situaciones posibles, lo principal es aprender de todo lo que ocurre. Una forma de estar preparado es tener ciertos elementos: un botiquín de primeros auxilios, ponchos para la lluvia, una ruta alternativa por si hay que cambiarla, etc. A pesar del cambio, al tener un plan de respaldo, puedes asegurarte de que tus clientes tengan una gran experiencia.

9. Debes Tener un Buen Sentido de la Orientación

Esto puede parecer obvio, pero es una de los trucos de cómo ser un buen guía turístico. Algunas personas no tienen un sentido innato de la orientación o tienden a quedarse atascadas en una situación de estrés. Nunca se sabe cuándo habrá que cambiar de ruta, por lo que es esencial tener un buen sentido de la orientación.

Otra de las cosas que todo guía turístico sabe es que los clientes suelen pedirte información local: dónde alquilar un coche, dónde ir al médico, dónde ir a cenar, dónde ir a la playa, etc. Si investigas un poco, puede ofrecer a tus clientes algo más.

10. Ser Guía Turístico Debe ser una Pasión

Si no te apasiona tu trabajo y compartir experiencias con los demás, probablemente no sea para ti. Tanto si es la primera vez que se hace un recorrido como si se ha hecho 10.000 veces, los clientes están pagando por una experiencia memorable y no deberían notarlo.

La verdadera pasión por lo que haces brilla, así que recuerda siempre compartirla con tus clientes y se notará en los comentarios.

Por supuesto, todas estas cosas y más, las estudiarás a fondo en el Curso de Guía Turístico Online.

Vídeo: Guía de Turistas | Cómo ser un Buen Guía Turístico

AUDIBLE

¡Si te ha gustado la publicación «Cómo ser un Buen Guía Turístico», te animamos a realizar un Máster o Cursos de Turismo Online! ¡Dale al Like y comparte, los futuros reclutadores contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!