Por qué Viajar a Procida, Italia; El Golfo de Nápoles alberga algunas de las islas más bellas del Mediterráneo. Tan famosas y glamurosas como Capri, y tan desconocidas y auténticas como Ischia o Procida. Vistas escandalosas, playas curiosas, una de las postales más bonitas de Italia y color, mucho, mucho color. ¿Quiere saber por qué ir de vacaciones a Procida? ¡Te contaremos lo mejor sobre la isla!

¿Dónde queda Procida en Italia?

Procida es una pequeña isla situada en la bahía de Nápoles, en el sur de Italia. Forma parte de la región de Campania y está ubicada en el golfo de Nápoles, entre el continente italiano y la isla de Ischia. Procida se encuentra cerca de otras islas famosas como Capri y también está a una corta distancia en ferry de la ciudad de Nápoles. La isla tiene un área de aproximadamente 4 kilómetros cuadrados (1,5 millas cuadradas) y es la más pequeña y menos turística de las tres principales islas en la bahía de Nápoles.

¿Qué hacer en un día en Procida?

Si te preguntas por qué viajar a Procida, te diremos rápidamente que puedes hacer en un día. Procida es una pequeña y pintoresca isla en la bahía de Nápoles, en Italia. Aunque es menos conocida que sus vecinas Capri e Ischia, Procida ofrece un encanto auténtico y una atmósfera relajada. Aquí hay algunas sugerencias para aprovechar al máximo un día en Procida:

  1. Llegada al puerto de Marina Grande: Al llegar a Procida en ferry, comenzarás tu visita en el puerto principal, Marina Grande. Disfruta de un paseo por el puerto y observa los coloridos barcos de pesca y edificios que bordean la costa.
  2. Pueblo de Corricella: Camina o toma un taxi local hacia el encantador pueblo de pescadores de Corricella. Este pueblo es conocido por sus casas de colores brillantes y sus escaleras empinadas. Puedes sentarte en uno de los cafés junto al mar y disfrutar de un café o un aperitivo mientras observas la vida cotidiana en la isla.
  3. Terra Murata: Desde Corricella, dirígete hacia arriba hacia Terra Murata, la parte más alta y antigua de la isla. Aquí encontrarás la antigua prisión, el Palazzo d’Avalos, y la iglesia de San Michele, que ofrece vistas panorámicas del golfo de Nápoles y las islas circundantes.
  4. Playa de Chiaia: Desciende de Terra Murata hacia la playa de Chiaia, una pequeña y encantadora playa de arena en la costa norte de la isla. Es un lugar perfecto para relajarse, nadar y disfrutar del sol.
  5. Almuerzo: Regresa a Corricella o a Marina Grande para almorzar en uno de los restaurantes locales que sirven deliciosos platos de mariscos y cocina napolitana. No olvides probar un plato de pasta con salsa de tomate fresco y pescado local.
  6. Paseo en barco: Si tienes tiempo y el clima lo permite, considera alquilar un barco o unirte a una excursión en barco para explorar las costas y cuevas de Procida desde el agua.
  7. Piazza dei Martiri: Termina tu día en Procida visitando la Piazza dei Martiri, una plaza histórica en el centro de la isla. Disfruta de un helado en una de las heladerías locales y observa cómo la gente se reúne en la plaza al atardecer.

Procida es una isla pequeña, por lo que es posible explorarla en un solo día. Sin embargo, si tienes más tiempo, no dudes en quedarte más tiempo para sumergirte en la relajada atmósfera de la isla y descubrir por qué viajar a Procida vale su peso en oro visitando todos sus tesoros ocultos.

Cultura Auténtica

Procida, la primera isla en ser nombrada Capital Italiana de la Cultura, es el secreto mejor guardado de la bahía de Nápoles: un auténtico trozo de Italia mucho menos conocido que sus islas hermanas, Capri e Ischia, y sin las multitudes que las acompañan.

Sus bonitos cafés a orillas del mar, sus casas de color caramelo, sus estrechas callejuelas y sus tranquilas playas han aparecido en películas como «El cartero» y «El talento de Mr. Ripley», sin embargo, la isla permanece felizmente intacta. Las tradiciones locales están muy vivas, con rituales como la Procesión de los Misterios del Viernes Santo, que ofrecen un portal a la vida de la isla.

La Histórica Terra Murata

Terra Murata es la parte más antigua y elevada de la isla de Procida en Italia. Situada a unos 91 metros (299 pies) sobre el nivel del mar, esta zona histórica ofrece vistas panorámicas de Procida y las islas cercanas en el golfo de Nápoles.

El nombre «Terra Murata» se deriva de las murallas defensivas (murata en italiano) que rodean el área. Estas murallas fueron construidas en el siglo XV para proteger a los habitantes de los frecuentes ataques de piratas y otros invasores. Hoy en día, las murallas y las puertas de acceso aún se conservan en parte, proporcionando un vistazo al pasado de la isla.

Solo ver Terra Murata es un motivo por el que viajar a Procida. Algunos lugares de interés en Terra Murata incluyen:

  1. Palazzo d’Avalos: Este palacio del siglo XVI, también conocido como la Reggia, fue construido originalmente como residencia de los gobernadores de la isla. Más tarde, en el siglo XIX, se convirtió en una prisión y permaneció en funcionamiento hasta 1988. Aunque actualmente está cerrado al público, el edificio y sus alrededores son un recordatorio del pasado histórico de Procida.
  2. Abbazia di San Michele Arcangelo: Esta abadía benedictina data del siglo XI y es una de las estructuras religiosas más antiguas de Procida. Alberga un pequeño pero interesante museo de arte sacro, que contiene artefactos religiosos y objetos históricos de la isla.
  3. Iglesia de Santa Margherita Nuova: Esta iglesia barroca del siglo XVII cuenta con una impresionante fachada y un campanario que ofrece vistas panorámicas de la isla y sus alrededores.
  4. Vistas panorámicas: Desde Terra Murata, puedes disfrutar de increíbles vistas de la bahía de Nápoles, el monte Vesubio, y las islas de Ischia y Capri. También es un excelente lugar para fotografiar los pintorescos pueblos y paisajes de Procida.

Terra Murata es un área única e histórica que vale la pena visitar en Procida. Sus calles estrechas y empedradas, edificios antiguos y vistas panorámicas ofrecen una visión del pasado de la isla y un contraste con la vida cotidiana en las áreas más concurridas y turísticas de Procida.

Especialidades de la Cocina Italiana en Procida

Restaurantes con mucho ambiente como La Medusa, Albatros y Da Maria alla Corricella sirven especialidades como boquerones fritos, pescado con ensalada de limón y conejo Procidana. Y para degustar helados y sorbetes, dirígete al Bar Gelateria Chiaro di Luna, en el pueblo pesquero de Marina di Corricella.

Los sabores frescos de la cocina italiana incluyen el de avellana Giffoni con crema de leche y salsa de caramelo, y el de limón y albahaca. Los visitantes también deberían buscar la delicia local lingua di bue, un hojaldre relleno de crema de limón.

Otro motivo de por qué viajar a Procida es por su deliciosa cocina, que refleja las tradiciones culinarias de la región de Campania y la influencia del mar Mediterráneo. Aquí hay algunas especialidades de la cocina italiana que puedes disfrutar en Procida:

  1. Freselle: Un tipo de pan duro en forma de rosquilla que se remoja en agua antes de ser servido con tomate, ajo, aceite de oliva, albahaca y, a veces, anchoas.
  2. Lingue di bue al limone: Un postre local hecho con una galleta de limón en forma de lengua de buey, típica de Procida.
  3. Pasta con salsa de tomate y mariscos: La pasta, como en toda Italia, es un alimento básico en Procida. Los mariscos frescos se utilizan comúnmente en combinación con salsa de tomate para crear deliciosos platos de pasta. Algunos ejemplos incluyen spaghetti alle vongole (con almejas) y pasta con calamares.
  4. Insalata di polpo: Una ensalada de pulpo cocido y enfriado, aliñada con aceite de oliva, limón, ajo y perejil. Esta ensalada de mariscos es un aperitivo popular en Procida.
  5. Fritto misto di pesce: Un plato de pescado y mariscos fritos que puede incluir calamares, camarones, pescado blanco y anchoas. Servido con limón y, a menudo, acompañado de verduras fritas.
  6. Limoncello: Procida, al igual que la cercana isla de Capri, es conocida por su producción de limoncello, un licor de limón dulce y fuerte. Se sirve frío como digestivo después de una comida.
  7. Gelato: No se puede visitar Italia sin disfrutar de un auténtico helado italiano. En Procida, encontrarás heladerías que sirven sabores clásicos como stracciatella, pistacho y limón, así como sabores más innovadores.
  8. Pizzas y calzones: La pizza napolitana es famosa en todo el mundo, y aunque Procida es pequeña, aún puedes disfrutar de una deliciosa pizza o un calzone (pizza doblada y rellena) en la isla.

Cuando visites Procida, asegúrate de probar algunas de estas especialidades locales y experimentar la deliciosa cocina de la región. La comida fresca y sabrosa, junto con el ambiente relajado de la isla, harán que tu experiencia en Procida sea aún más memorable.

Por qué Viajar a Procida, Italia - Razones para Visitar su Puerto

Playas Preciosas

Otro de los motivos de por qué viajar a Procida, Italia, es la belleza de sus playas. Una bahía en forma de herradura protegida de los elementos, la playa del Cartero (también conocida como Pozzo Vecchio o playa del Postino) es un lugar tranquilo y pintoresco con arena oscura que insinúa los orígenes volcánicos de la isla. La playa es famosa por ser el telón de fondo de las escenas de la película de comedia romántica de 1994 «El cartero».

Por otro lado, cerca de la bonita Marina Corricella, la playa de Chiaia, de color dorado, sólo es accesible en barco o a través de 185 escalones cortados en los escarpados acantilados que rodean la bahía. Popular por sus aguas poco profundas y sus acantilados de fondo verde, la playa de Chiaiolella es quizás la más popular de la isla. Para una costa más salvaje, los visitantes pueden dirigirse a la playa de Lingua, junto a Marina Grande.

Ver Los Mejores Destinos para Bodas Pequeñas

Noches Mágicas

Mucha gente visita la isla en excursiones de un día desde Nápoles y las islas vecinas, pero para ver lo mejor de Procida, el secreto es pasar la noche. En esta pequeña isla de menos de tres kilómetros cuadrados no hay grandes complejos turísticos, pero los hoteles boutique y los bed and breakfasts ofrecen muchas opciones.

Uno de los mejores es el magnífico Hotel La Corricella, de tres estrellas, que cuenta con el clásico encanto italiano y unas increíbles vistas del puerto deportivo a un precio sorprendentemente asequible. El hotel también sirve una deliciosa cocina isleña, que incluye pescado fresco y ensaladas de limón locales, en su restaurante La Lampara.

¿Cómo moverse en Procida?

Ahora que ya saber por qué viajar a Procida es importante que te sepas mover. Procida es una isla pequeña, pero ofrece varias opciones de transporte para moverse y explorar sus encantos. Aquí hay algunas formas de moverse en Procida:

  1. A pie: Dada su tamaño compacto, caminar es una excelente manera de explorar Procida y disfrutar de su ambiente tranquilo. Puedes caminar por las estrechas calles, escaleras y senderos para descubrir la isla a tu propio ritmo.
  2. Bicicleta: Alquilar una bicicleta es otra opción popular para moverse por Procida. Hay varias tiendas de alquiler de bicicletas en la isla donde puedes alquilar una bicicleta por horas o días. Andar en bicicleta te permite cubrir más terreno rápidamente mientras disfrutas del paisaje.
  3. Scooter o motocicleta: Si prefieres un medio de transporte motorizado, alquilar un scooter o una motocicleta es una opción conveniente. Esto te permitirá explorar la isla de manera más rápida y fácil, especialmente si planeas visitar áreas más alejadas o si tienes poco tiempo.
  4. Taxi local: Hay taxis disponibles en Procida, aunque su número es limitado en comparación con otras ciudades más grandes. Puedes tomar un taxi desde el puerto de Marina Grande o llamar a uno para que te recoja en un lugar específico. Asegúrate de acordar el precio antes de comenzar el viaje, ya que no todos los taxis tienen taxímetros.
  5. Autobús: Procida cuenta con un servicio de autobús local que conecta las principales áreas de la isla, incluidos Marina Grande, Corricella y Terra Murata. Los autobuses suelen ser pequeños y la frecuencia puede ser limitada, especialmente fuera de la temporada alta. Sin embargo, es una opción económica si prefieres el transporte público.
  6. Barco o lancha taxi: Si deseas explorar las costas y calas de Procida desde el agua, puedes alquilar un barco privado o tomar un lancha taxi. Estos servicios suelen estar disponibles en el puerto de Marina Grande y ofrecen recorridos por la isla o transporte a playas específicas.

Al moverte por Procida, asegúrate de respetar las normas de tráfico y de tener en cuenta la seguridad, especialmente si conduces un scooter o una bicicleta. La isla es tranquila y su atmósfera relajada te permitirá disfrutar de tus viajes y descubrir sus pintorescos paisajes y pueblos con facilidad.

Ver Qué es el Turismo de Cruceros

Vídeo: Visitando la Isla Procida, en el Golfo de Nápoles en Italia | Por qué Viajar a Procida, Italia

¡Si te ha gustado la publicación «Por qué Viajar a Procida, Italia», te animamos a realizar un Máster o Cursos de Turismo Online! ¡Dale al Like y comparte, los futuros reclutadores contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!