Características del Turismo Cultural; El turismo cultural es un gran negocio. Algunas personas buscan embarcarse en sus viajes con la única intención de tener una experiencia «cultural», mientras que otras pueden experimentar la cultura como un subproducto de su viaje.

Podemos afirmar que hay alguna forma de turismo cultural en la mayoría de las vacaciones (incluso cuando se hace un viaje con todo incluido se puede probar la cerveza local, por ejemplo).

Pero, ¿qué queremos decir con el término «turismo cultural»? ¿De qué se trata? En este artículo de Cursos de Turismo Online explicaremos qué se entiende por turismo cultural, aportando una serie de definiciones académicas. También explicaremos cuáles son los distintos tipos de turistas culturales y explicaremos sus características, daremos ejemplos de actividades de turismo cultural y hablaremos de las repercusiones del turismo cultural. Por último, ofreceremos un breve resumen de algunos destinos populares de turismo cultural.

Ver Curso Online Patrimonio Histórico

Características del Turismo Cultural. Definición, Objetivos y Ejemplos

Características del Turismo Cultural. Definición, Objetivos y Ejemplos

¿Qué es el Turismo Cultural?

El turismo cultural es el acto de los viajeros que visitan determinados destinos para experimentar y aprender sobre una cultura concreta. Esto puede incluir muchas actividades, como la asistencia a eventos y festivales, la visita a museos y la degustación de alimentos y bebidas locales.

El turismo cultural también puede ser una parte involuntaria de la experiencia turística, en la que la inmersión cultural (con la gente local, su lengua, sus costumbres, su cocina, etc.) es una parte inevitable de las vacaciones de una persona.

Definición de Turismo Cultural

Dentro de las características del turismo cultural, existen varias definiciones.

Se ha sugerido que el turismo es el escenario ideal para investigar la naturaleza de la producción cultural. El turismo ofrece un sinfín de oportunidades para conocer la forma de vida de otros pueblos, su sociedad y sus tradiciones. Tanto si asistes a los encierros de Pamplona como si visitas las pirámides del antiguo Egipto, recorres las plantaciones de té en China o disfrutas del Ouzo elaborado localmente en tus vacaciones con todo incluido en Grecia, inevitablemente encontrarás algún tipo de turismo cultural como parte de tu experiencia vacacional.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) define a grandes rasgos el turismo cultural como los desplazamientos de personas que satisfacen la necesidad humana de diversidad, tendiendo a elevar el nivel cultural del individuo y dando lugar a nuevos conocimientos, experiencias y encuentros. El turismo cultural se asocia comúnmente con la educación en este sentido, y algunos lo describen de manera más restringida como turismo cultural educativo.

Aunque no se ha acordado una definición común y más específica de las características de este tipo de turismo entre los académicos debido a la complejidad y subjetividad del término, parece que hay dos puntos de vista distintos. El primero se centra en el consumo de productos culturales, como sitios o monumentos, y el segundo abarca todos los aspectos del viaje, en el que los viajeros aprenden sobre la historia y el patrimonio de otros o sobre sus formas de vida o pensamiento contemporáneos.

También se afirma que el término general de turismo cultural puede abarcar una serie de modos de turismo, como el patrimonio (material, por ejemplo, edificios históricos, y no material, por ejemplo, literatura y arte), las rutas temáticas culturales (por ejemplo, espirituales, gastronómicas y lingüísticas), el turismo cultural urbano, las tradiciones y el turismo étnico, los eventos y festivales, el turismo religioso y la cultura creativa (por ejemplo, las artes escénicas y la artesanía).

Características del Turismo Cultural - Definición

Tipos de Turismo Cultural

En un intento de comprender el alcance del turismo cultural y sus características, los académicos han desarrollado una serie de tipologías, normalmente basadas en el nivel de motivación del turista.

Algunos diferencian a los turistas en función de si estaban interesados, motivados o inspirados culturalmente.

Los turistas culturalmente interesados demuestran un interés general por la cultura y consumen atracciones culturales de forma casual como parte de sus vacaciones, en lugar de planearlo conscientemente.

Los turistas culturalmente motivados consumen cultura como una parte importante de su viaje, pero no eligen su destino en función de experiencias culturales específicas, mientras que para los turistas culturalmente inspirados la cultura es el objetivo principal de sus vacaciones.

Otros autores propusieron una tipología más compleja y definieron a los turistas en función de la profundidad de la experiencia cultural buscada, distinguiéndolos en una de las cinco categorías jerárquicas. A continuación, las características de estos tipos de turistas culturales.

La primera es la del turista cultural intencionado, para el que el turismo cultural es su principal motivo para viajar. Estos turistas tienen una experiencia cultural muy profunda.

La segunda categoría es la del turista cultural por curiosidad, para el que el turismo cultural es el motivo principal de su visita a un destino, pero la experiencia es más superficial por naturaleza.

El turista cultural por casualidad no viaja por motivos culturales, pero después de participar acaba teniendo una experiencia de turismo cultural profunda, mientras que el turista cultural casual está poco motivado por la cultura y, por tanto, tiene una experiencia poco profunda.

Por último, el turista cultural incidental es aquel que no viaja por motivos de turismo cultural, pero que, sin embargo, participa en algunas actividades y tiene experiencias poco profundas.

Adaptando esta teoría, se segmentan a los turistas en función de sus actividades culturales preferidas. Aquí están las características según este tipo de clasificación.

El turista cultural intencionado disfruta de experiencias de aprendizaje que le suponen un reto intelectual y visita museos de historia, galerías de arte, templos y lugares del patrimonio menos conocidos.

El turista cultural aficionado es afín al turista cultural que hace turismo y suele recorrer largas distancias, visitar zonas remotas, disfrutar de las visitas y pasear por las calles.

El turista cultural ocasional desempeña un papel moderado en la decisión de viajar y disfruta de una experiencia cultural insignificante; sus actividades preferidas son visitar atracciones y templos de fácil acceso y exploración, aunque no en la medida en que lo hace el turista cultural aficionado.

El turista cultural incidental desempeña un papel escaso o nulo en la decisión de viajar y disfruta de una experiencia cultural insignificante, si bien visita atracciones de fácil acceso y parques temáticos del patrimonio.

El último segmento es el turista cultural accidental, que desempeña un papel pequeño o nulo en la decisión de viajar, pero disfruta de una experiencia cultural profunda. Este tipo de turista es diverso y, como tal, no se le atribuyen actividades preferidas.

Importancia del Turismo Cultural

No podemos hablar de las características del turismo cultural sin explicar la importancia que tiene en la sociedad.

El turismo cultural es importante por muchas razones. Tal vez la razón más destacada sea el impacto social que aporta.

Uno de los objetivos del turismo cultural es ayudar a reforzar las identidades, mejorar el entendimiento intercultural y preservar el patrimonio y la cultura de una zona.

El turismo cultural también puede tener un impacto económico positivo. Los turistas que visitan una zona para aprender más sobre una cultura o que visitan atracciones de turismo cultural, como museos o espectáculos, durante su viaje ayudan a contribuir a la economía de la zona. Las atracciones deben contar con personal, lo que conlleva perspectivas de empleo, y los negocios terciarios también pueden beneficiarse, como restaurantes, empresas de taxis y hoteles.

Además, para quienes buscan una experiencia cultural profunda, opciones como las estancias en casas de familia pueden tener beneficios económicos positivos para los miembros de la comunidad que acogen a los turistas.

Personalmente, creemos que dentro de las características de este tipo de viajes, uno de los beneficios más importantes del turismo cultural es el aspecto educativo. Tanto los turistas como los anfitriones pueden aprender más sobre diferentes formas de vida. Esto puede ayudar a ampliar la mente, a pensar de manera diferente y a ser más objetivo. Son cualidades que pueden tener muchos efectos positivos en una persona y que pueden contribuir a hacerla más empleable en el futuro.

Características del Turismo Cultural - Tipos

Actividades de Turismo Cultural

Tanto si un turista busca una experiencia cultural profunda como si no, hay una amplia gama de actividades que pueden clasificarse como turismo cultural. He aquí algunos ejemplos:

  • Alojarse en casa de una familia local.
  • Hacer un recorrido por un pueblo o ciudad.
  • Conocer el empleo local, por ejemplo mediante una visita a una plantación o fábrica de té.
  • Realizar un trabajo voluntario en la comunidad local.
  • Hacer un curso de cocina, arte, bordado, etc.
  • Visitar un museo.
  • Visitar un edificio religioso, como una mezquita.
  • Relacionarse con miembros de la comunidad local.
  • Visitar un mercado local o una zona comercial.
  • Probar la comida y la bebida locales.
  • Asistir a un espectáculo cultural o a una representación.
  • Visitar monumentos históricos.

Impacto del Turismo Cultural

Para profundizar en las características del turismo cultural, hablemos de los impactos que provoca este tipo de turismo. Las actividades de turismo cultural tienen una serie de impactos, tanto buenos como malos. He aquí algunos de los ejemplos más comunes:

Impactos positivos del turismo cultural

Revitalización de la cultura y el arte

Algunos destinos fomentan la revitalización de las culturas y las artes locales. Esto puede ser en forma de exposiciones en museos, en la forma en que se decoran los restaurantes y las tiendas y en la oferta de entretenimiento, por ejemplo.

Esto puede ayudar a promover tradiciones que pueden haberse alejado.

Preservación del patrimonio

Muchos turistas visitarán el destino especialmente para conocer su patrimonio local. Por este motivo, muchos destinos harán todo lo posible por preservar su patrimonio.

Esto puede incluir el establecimiento de restricciones o la limitación del número de turistas, si es necesario. Esto suele ser un ejemplo de planificación turística cuidadosa y de gestión turística sostenible.

Ver Características y Beneficios del Turismo Sostenible

Impactos negativos del turismo cultural

Cambio social

El cambio social se refiere básicamente a los cambios en la manera en que la sociedad actúa o se comporta. Lamentablemente, hay muchos cambios que se producen como resultado del turismo que no son deseables.

Hay muchos ejemplos en todo el mundo en los que las poblaciones locales han cambiado a causa del turismo. Tal vez hayan cambiado su forma de hablar o de vestir. Tal vez se han introducido en el alcohol a través de la industria del turismo o se han vuelto resentidos con los turistas ricos y han recurrido a la delincuencia. Estos son sólo algunos ejemplos de los impactos sociales negativos del turismo.

La globalización y la destrucción de la preservación y el patrimonio

La globalización es el modo en que el mundo está cada vez más conectado. Estamos perdiendo nuestra individualidad y ganando un sentido de «ser global», por lo que nos parecemos más que nunca.

La globalización es inevitable en la industria del turismo debido a la interacción entre los turistas y los anfitriones, que suelen proceder de entornos geográficos y culturales diferentes. Es esta interacción la que nos anima a parecernos más.

Estandarización y comercialización

Del mismo modo, los destinos corren el riesgo de estandarizarse en el proceso de satisfacer los deseos de los turistas de contar con instalaciones y experiencias conocidas.

Aunque el paisaje, el alojamiento, la comida y la bebida, etc., deben satisfacer el deseo de los turistas de lo nuevo y lo desconocido, al mismo tiempo no deben ser demasiado nuevos o extraños, porque pocos turistas buscan realmente cosas completamente nuevas.

Los turistas suelen buscar instalaciones reconocibles en un entorno desconocido, como restaurantes de comida rápida y cadenas hoteleras conocidas. Al turista le gusta que algunas cosas estén estandarizadas (el aseo, su desayuno, sus bebidas, el idioma que se habla, etc.), pero que otras sean diferentes (las opciones de cena, la música, el tiempo, las atracciones turísticas, etc.).

Pérdida de autenticidad

En una línea similar a la de la globalización está la pérdida de autenticidad que a menudo resulta del turismo.

La autenticidad es esencialmente algo que es original o inalterado. No es falso ni reproducido de ninguna manera.

El mundo occidental cree que un destino turístico deja de ser auténtico cuando sus valores culturales y tradiciones cambian. Pero nosotros diríamos que esto no es natural. ¿Se supone que la cultura debe permanecer igual o que debe evolucionar a lo largo de cada generación?

Fíjate en la tribu de los cuellos largos de Tailandia o en la tribu maasai de África. Son dos ejemplos de culturas que han permanecido «sin cambios» con el único propósito de hacer turismo. Parece que no han cambiado su forma de vestir, su forma de hablar o su forma de actuar en generaciones, todo ello con el fin de hacer turismo.

Choque de culturas

Dado que el turismo implica el desplazamiento de personas a diferentes lugares geográficos, pueden producirse choques culturales como resultado de las diferencias entre culturas, grupos étnicos y religiosos, valores, estilos de vida, idiomas y niveles de prosperidad.

La actitud de los residentes locales hacia el desarrollo del turismo puede pasar por las etapas de euforia, en la que los visitantes son muy bien recibidos, por la apatía, la irritación y, potencialmente, el antagonismo cuando las actitudes antiturísticas comienzan a crecer entre la población local.

Relaciones entre turistas y anfitriones

Los choques culturales también pueden verse exasperados por las diferencias culturales fundamentales entre los anfitriones y los turistas.

Es probable que exista una desigualdad económica entre los lugareños y los turistas que gastan más de lo que suelen gastar en casa. Esto puede provocar el resentimiento de los anfitriones hacia los turistas, sobre todo cuando los ven llevar joyas caras o utilizar cámaras de lujo, etc., que saben que no pueden permitirse.

Además, los turistas a menudo, por ignorancia o descuido, no respetan las costumbres y los valores morales locales.

Hay muchos ejemplos de formas en que los turistas ofenden a la población local, a menudo sin querer. ¿Sabía usted que nunca debe dar la espalda a un Buda? ¿O mostrar la planta de los pies a un tailandés? ¿O mostrar afecto romántico en público en Oriente Medio?

Características del Turismo Cultural - Ejemplos

Destinos de Turismo Cultural

Aunque muchos dirán que las características del turismo cultural están arraigadas en cierta medida en los viajes a cualquier país, hay algunos destinos concretos que son bien conocidos por su capacidad para ofrecer a los turistas una experiencia cultural. Veamos algunos ejemplos de turismo cultural.

Turismo cultural en la India

Es imposible no visitar la India y experimentar su cultura. Incluso si te alojas en un hotel de 5 estrellas gran lujo con todo incluido en Goa, probarás el curry indio, te hablarán los trabajadores indios y verás la vida fuera del hotel en tu traslado de ida y vuelta al aeropuerto.

Sin embargo, para la mayoría de las personas que viajan a la India, el turismo cultural es mucho más que asomarse fuera de la burbuja turística del enclave de su hotel con todo incluido.

Miles de turistas internacionales visitan el Taj Mahal cada año. Muchos más visitan los diversos templos hindúes y budistas repartidos por el país, así como las diversas mezquitas. Algunos visitan el famoso Varanassi para aprender sobre la reencarnación y todas las características que rodean esta creencia.

Ver Turismo Religioso en el Mundo

La mayoría de los turistas que visitan la India prueban el dal local, comen el cordero fresco y prueban el chai.

Todas estas actividades son actividades de turismo cultural muy populares.

Turismo cultural en Tailandia

Tailandia es otro destino que ofrece un gran potencial de turismo cultural. Desde los templos y monumentos budistas y los retiros de yoga hasta las estancias en casas de familia y las visitas a los pueblos, existen amplias oportunidades de turismo cultural en Tailandia.

Turismo cultural en Israel

Israel es popular entre los turistas religiosos y los que realizan una peregrinación religiosa, así como entre los turistas de ocio. Los viajeros visitan Israel para ver los distintos lugares de interés, desde Belén hasta Jerusalén. Aunque no seas religioso, te encantará conocer la historia, las tradiciones y las culturas.

Turismo cultural en Nueva York

Nueva York es una ciudad repleta de cultura. Es mundialmente famosa por sus museos y en ella se puede aprender de todo, desde la Segunda Guerra Mundial hasta las Torres Gemelas.

Muchos dirán que ir de compras está arraigado en la cultura de quienes viven en Nueva York y muchos turistas aprovecharán la amplia selección de productos que se ofrecen y las gangas que se pueden encontrar en sus viajes a Nueva York.

También puedes darte el gusto de ver un espectáculo tradicional del West End, probar la famosa tarta de queso neoyorquina y disfrutar de un cóctel en Times Square. Todas actividades características de una visita a Nueva York.

Turismo cultural en Dubai

Puede que Dubái no sea el primer destino que te venga a la mente cuando piensas en turismo cultural, pero lo cierto es que tiene una gran oferta.

Lo que más nos intriga de Dubai es la mezcla de lo antiguo y lo nuevo. En un momento puedes estar explorando el brillo y el glamour de los numerosos centros comerciales y rascacielos de alta gama y al siguiente puedes estar paseando por un zoco árabe tradicional. Recientemente, han abierto el museo más moderno del mundo, sin duda una visita obligada si te interesa el turismo cultural.

Ver Mejores Nuevos Museos del Mundo

Características del Turismo Cultural: Conclusiones

Como se puede ver, hay un gran negocio en el turismo cultural. Con una amplia gama de tipos de turistas culturales (de los cuales hemos explicado sus características)y tipos de experiencias de turismo cultural, se trata de un sector turístico que tiene un potencial notable. Sin embargo, como siempre, es imprescindible asegurarse de que se utilizan prácticas de turismo sostenible para mitigar cualquier impacto negativo del turismo cultural.

Vídeo: Turismo Cultural en México | Características del Turismo Cultural

Tanto si estás empezando como si sueñas con realizar un curso de turismo para ser un profesional especializado en el mundo de los viajes, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa el mundo del turismo, estudiar un curso o Máster especializado online es lo más acertado. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

¡Si te ha gustado la publicación «Características del Turismo Cultural», te animamos a realizar un Máster o Cursos de Turismo Online! ¡Dale al Like y comparte, los futuros reclutadores contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio/Tipos de Turismo/Características del Turismo Cultural. Definición, Objetivos y Ejemplos
Doctrina Qualitas