Qué es el Turismo de Catástrofes; El turismo de catástrofes es cada vez más popular, pero ¿debería serlo? El turismo de desastres no es un fenómeno nuevo. Sin embargo, es una parte de la industria turística a la que se ha prestado poca atención hasta la fecha.

Por lo tanto, este exhaustivo artículo de Cursos de Turismo Online, definirá el turismo de catástrofes, explicará qué es el turismo de catástrofes, por qué es un tipo de turismo y dónde tiene lugar esta forma de turismo. También proporcionará ejemplos de turismo de catástrofes en todo el mundo.

Ver Máster en Dirección de Empresas Turísticas Online

Qué es el Turismo de Catástrofes o Turismo de Desastres

4,7 / 5
Qué es el Turismo de Catástrofes o Turismo de Desastres

¿Qué es el Turismo de Catástrofes?

El turismo de catástrofes o turismo de desastres es el acto de visitar lugares que han sido objeto de catástrofes medioambientales de origen humano o natural. Se considera un subsector del turismo negro.

Los destinos del turismo de catástrofes pueden ser permanentemente populares entre los turistas, como Chernóbil, o pueden serlo solo tras la catástrofe, como Katmandú tras el terremoto de 2015 o Nueva Orleans tras el huracán de 2005.

Definiciones de Turismo de Catástrofes

Como ya hemos mencionado, el turismo de catástrofes entra dentro del pilar del turismo oscuro, así que vamos a empezar por definir el término «turismo oscuro».

Una de las primeras definiciones, detalla el turismo oscuro como la representación de actos inhumanos y la forma en que estos se interpretan para los visitantes.

En una publicación más reciente, se define el turismo oscuro como la circulación de personas hacia lugares caracterizados por la angustia, la atrocidad o la tristeza y el dolor. Como componente más específico del turismo oscuro, el turismo de catástrofes denota situaciones en las que el producto turístico se genera dentro de, y a partir de, las secuelas de una gran catástrofe o acontecimiento traumático.

El turismo de catástrofes se considera un subsector del turismo oscuro y, aunque los estudiosos han reflexionado en el pasado sobre esta manera de turismo, todavía no ha recibido mucha atención académica por separado. Dicho esto, no parece haber ninguna definición estandarizada del término «turismo de catástrofes».

Sin embargo, los autores que se centran en el turismo oscuro y el turismo de catástrofes han intentado definir esta forma de turismo. En términos generales, el turismo de catástrofes o turismo de desastres se ha definido como la práctica de visitar sitios en los que se ha producido una catástrofe medioambiental, ya sea natural o provocada por el hombre.

A pesar de la escasa bibliografía que aborda el concepto de turismo de catástrofes, el conjunto de investigaciones está creciendo. El turismo de catástrofes también se aborda, en parte, en textos sobre gestión de crisis y catástrofes turísticas.

Qué es el Turismo de Catástrofes - Turismo de Desastres

Motivaciones de los Turistas de Catástrofes

Ya hemos explicado qué es el turismo de catástrofes, pero ¿qué lleva a los turistas a practicarlo?

Las investigaciones han demostrado que las personas se sienten atraídas por los lugares de catástrofe por diversas razones.

Según un estudio, existen 7 motivos diferentes para realizar turismo de catástrofes.

  1. Necesidad de cambiar de sitio. Compresión espacial y temporal.
  2. Necesidades recreativas. Preferencias individuales.
  3. Necesidades cognitivas. Interés global por el mundo.
  4. Necesidad de contacto humano. Contacto con personas perjudicadas por desastres naturales.
  5. Necesidad de nuevas experiencias. Experimentación de emociones.
  6. Necesidades sociales generales. Ampliación de la conciencia social.
  7. Condiciones turísticas adicionales. Situación económica, necesidad de ayudar a los demás.

Como puedes ver, algunas personas eligen participar en actividades de turismo de catástrofes porque tienen interés en aprender sobre el mundo, otras quieren ampliar su conciencia social o conectar con personas que han tenido experiencias traumáticas.

Algunas personas buscan la autenticidad y esta es su principal motivación para convertirse en turistas de catástrofes. Quieren experimentar la zona del desastre de primera mano, sin intermediarios como los medios de comunicación, que pueden no retratar el acontecimiento o la situación de forma precisa o completa. Hay muchas maneras de que los turistas puedan experimentar el turismo de catástrofes de modo auténtico, como visitar el muro de Berlín o hacer un tour por Chernóbil.

Otras personas simplemente quieren estar cerca del peligro. Algunos turistas buscan participar en experiencias peligrosas o visitar zonas peligrosas, lo que también se conoce como turismo extremo. Esto también puede ser una motivación para visitar una zona de desastre. De hecho, hay operadores turísticos específicos que organizan viajes de este tipo.

Piensa en cuando vas conduciendo por la autopista y ha habido un accidente en el otro lado. Mucha gente reduce la velocidad para girar y echar un vistazo. Pues bien, este principio también se aplica al concepto de turismo de catástrofes, por el que las personas desean echar un vistazo en busca de asuntos de interés.

Cómo se Beneficia el Turismo de las Catástrofes

Las catástrofes dejan una puerta abierta a la industria del turismo. Los museos pueden abrirse para educar a los turistas sobre el desastre. Puede haber visitas organizadas sobre la catástrofe. También puede haber espectáculos basados en el desastre. Esto puede sonar extraño, pero piensa en el Titanic, Auschwitz o Chernóbil.

El aumento del turismo en la zona puede ayudar a obtener unos ingresos muy necesarios. El turismo de desastres puede aumentar la llegada de visitantes y apoyar económicamente a las economías locales a través de un aumento en las reservas de hoteles, restaurantes, etc.

El turismo de desastres puede ayudar a reconstruir y reformar comunidades destrozadas y proporcionar un medio de apoyo para facilitar el desarrollo de infraestructuras, especialmente cuando una comunidad nota un declive en otras formas de turismo, es decir, en el turismo de ocio.

El dinero recaudado a través del turismo también puede utilizarse para ayudar a rejuvenecer o reparar la comunidad anfitriona. Por ejemplo, cuando visitamos Katmandú, nos informaron de que nuestra entrada a los templos se emplearía para reconstruir otros templos de la zona que habían sido destruidos en el terremoto de 2015.

Un aumento del turismo de esta naturaleza también puede suponer un impulso en los ingresos de los operadores turísticos, las aerolíneas y otros actores de la industria turística.

Los Problemas del Turismo de Catástrofes o Turismo de Desastres

No podemos explicar qué es el turismo de catástrofes sin hablar de los problemas que puede conllevar.

Parece haber un conflicto inherente entre los términos «catástrofe» y «turismo». El turismo se asocia normalmente con el ocio, con inevitables connotaciones de felicidad, diversión y disfrute. Esto está en contradicción directa con un desastre, donde la tristeza, el estrés y la lucha son probablemente el núcleo.

De hecho, muchos argumentarían que los turistas no deberían visitar los lugares de la catástrofe en absoluto, sobre todo si es durante el período inmediatamente posterior. Los problemas pueden ser el mal comportamiento de los turistas o la falta de respeto hacia la comunidad local y sus gentes.

Los turistas también pueden ser un obstáculo en lugar de una ayuda. Pueden obstaculizar los esfuerzos de salvamento o ponerse en peligro innecesariamente.

Los turistas también pueden agotar recursos que deberían ser prioritarios para los necesitados, como la comida y el agua.

La OMT creó un manual sobre desastres naturales elaborado por las exportaciones de la OMT y la OMM, en el que se muestra cómo combatir las catástrofes naturales en las zonas turísticas y mitigar sus impactos. Se aconseja a las organizaciones y OMD que lo utilicen como guía.

La Ética del Turismo de Catástrofes

Entonces, ¿es realmente ético visitar lugares de dolor? ¿O fotografiar a personas que están en momentos de dolor?

Muchas comunidades acogen con agrado a los turistas de catástrofes, ya que sensibilizan a la población sobre el problema y, a su vez, contribuyen a atraer más ayuda. Otros, sin embargo, pueden argumentar que los turistas de desastres son más problemáticos de lo que valen. Tras el huracán Katrina de Nueva Orleans, por ejemplo, los residentes locales criticaron a las empresas turísticas por obtener beneficios económicos de su desastrosa miseria.

He aquí una lista de algunos de los comportamientos demostrados por el turismo de desastres, que se han considerado ofensivos o inapropiados:

  • Fotografiar a la gente en momentos de dolor.
  • Sonreír y reírse de las personas que pasan por dificultades.
  • Tratar a las personas como si fueran objetos de museo.
  • Hacer comentarios inapropiados.
  • Llevar ropa irrespetuosa.
  • Utilizar un lenguaje inapropiado.
  • Hacer turismo de catástrofes en beneficio propio (por ejemplo, satisfacción personal, para mejorar el CV, etc.)
  • Sacar provecho de las dificultades de los demás.
  • Hablar en voz alta sobre temas no relacionados.
  • Mostrar signos generales de falta de respeto.
Qué es el Turismo de Catástrofes - Turistas

Ejemplos de Turismo de Catástrofes

Hay una gran variedad de ejemplos de turismo de catástrofes, desde huracanes hasta catástrofes nucleares. A continuación hemos resumido algunos ejemplos de turismo de desastres.

Nueva Orleans (Huracán Katrina)

El huracán Katrina fue uno de los huracanes más mortíferos que han azotado a Estados Unidos: mató a más de 1.800 personas y dejó a muchas sin hogar. El huracán costó a Estados Unidos 108.000 millones de dólares en daños.

Al ser uno de los huracanes más mortíferos de la historia de EE.UU., los turistas especializados en catástrofes acudieron en masa a los estados para observar los daños del huracán Katrina; sin embargo, los residentes locales no apreciaron el turismo tras la catástrofe.

Los residentes locales se sintieron especialmente agraviados por los turistas de catástrofes. Declaraciones como «estamos hartos y cansados de que pasen por el barrio como si fuéramos un espectáculo secundario» eran habituales en la zona.

«Después de todo el sufrimiento que hemos pasado, nos merecemos más respeto que esto».

Este es un buen ejemplo de cómo el turismo de catástrofes puede ser inoportuno y poco ético.

Katmandú (terremoto)

Nepal vivió uno de sus terremotos más mortíferos hasta la fecha, con casi 9.000 muertos, 22.000 heridos y varios millones de personas sin hogar en 2015. La industria turística de Nepal se hundió de la noche a la mañana mientras sus alimentos, recursos e infraestructuras escaseaban gravemente al cerrarse la frontera entre India y Nepal.

El número de turistas en Nepal cayó drásticamente de 800.000 visitantes en 2014 a 540.000 en 2016.

Aunque el terremoto destruyó gran parte del patrimonio cultural único de Nepal, a muchos les preocupaba que esto disuadiera a los futuros visitantes. Sin embargo, la industria turística de Nepal está volviendo a escalar posiciones.

Algunos creen que la destrucción del patrimonio cultural de Nepal ofrece una historia mucho más fascinante y atrae a más visitantes que antes. Estos turistas no visitarán necesariamente Nepal con el propósito de ser un «turista de catástrofes», sino que participarán en el turismo de catástrofes como parte de una experiencia turística más amplia. Los lugares de la devastación están en todas partes y verás los esfuerzos en curso para reconstruir los antiguos templos, edificios, casas, etc., en toda la ciudad.

Atolón de Bikini (sitio de pruebas nucleares)

El atolón de Bikini fue en su día un sitio de pruebas nucleares y se detonaron dispositivos nucleares entre 1946 y 1958. A diferencia de las catástrofes naturales, los turistas no pudieron acudir en masa al atolón de Bikini inmediatamente después, e incluso a día de hoy, el atolón de Bikini sigue siendo un paraje extremadamente peligroso para visitar, a pesar de que EE.UU. concedió su seguridad en 1997.

Se argumenta que los turistas de catástrofes se ponen en peligro al viajar al atolón de Bikini. Todavía hay un nivel significativo de radiación en la zona y no se ha determinado el alcance de los daños causados bajo el nivel del mar.

Aunque la industria del turismo de catástrofes en el atolón de Bikini no es enorme, hay una creciente popularidad de las excursiones a la zona. Muchos submarinistas visitan el atolón para explorar la flota de diez barcos hundidos durante las pruebas nucleares.

Islandia (erupción volcánica)

El Eyjafjallajökull, ha sido considerado uno de los catalizadores integrales que transformaron la posición de Islandia como destino turístico, sacando al país de su depresión financiera hacia la prosperidad.

A pesar de que la nube de cenizas del volcán provocó una inmensa perturbación en el transporte aéreo mundial, los viajeros consideraron que era hermosa y pintoresca. Esto hizo que aumentara el turismo volcánico en la zona, por lo que los turistas acudieron en masa a visitar el volcán con su erupción pendiente.

Tras la erupción del Eyjafjallajökull en 2010, Islandia fue testigo del inicio de la erupción de su mayor volcán, el Bárðarbunga, que terminó en febrero de 2015. La erupción del volcán atrajo a muchos turistas de catástrofes que tienen especial interés en el turismo volcánico o en la fotografía.

Tailandia (tsunami)

El tsunami de 2004 mató a más de 230.000 personas y dejó a 1,7 millones sin hogar, siendo el más mortífero hasta la fecha. 14 países se vieron afectados: India, Indonesia, Malasia, Maldivas, Birmania (Myanmar), Somalia, Sri Lanka, Tailandia, Bangladesh, Sudáfrica, Madagascar, Kenia, Tanzania y Seychelles. Este tsunami es un claro ejemplo a la hora de explicar qué es el turismo de catástrofes o turismo de desastres.

Tailandia fue uno de los países más afectados, con más de 4.700 muertos, 8.500 heridos y 4.500 desaparecidos. El primer lugar en ser golpeado por el tsunami fue las Islas Similan, que era un sitio popular para los turistas, matando a la mayoría de ellos. No es de extrañar que la industria del turismo disminuyera inmediatamente.

No había recursos ni instalaciones sanitarias disponibles para los lugareños, y se necesitaba ayuda internacional con urgencia. La falta de instalaciones y recursos hizo que el turismo de catástrofes no fuera una opción práctica y que la única forma de turismo deseada por Tailandia fuera el turismo de voluntariado y los que venían con asistencia y medios de ayuda.

Desde el suceso, el turismo no ha sido un motor importante para dichos destinos afectados. Sin embargo, a menudo forma parte de una experiencia turística más amplia. La gente visita los puntos de evacuación del tsunami en Koh Phi Phi, en Tailandia, por ejemplo.

Puedes saber más sobre el tsunami de 2004 en el éxito de taquilla Lo imposible.

Turismo de Catástrofes o Turismo de Desastres: Conclusiones

En resumen, se puede ver que el turismo de catástrofes es una industria pequeña, pero creciente. Cada vez hay más gente que conoce el turismo de catástrofes, tanto en el sentido académico como en el comunitario, lo que ha traído consigo una mayor conciencia de los impactos negativos asociados.

Aunque el turismo de desastres tiene algunos beneficios, los impactos negativos tienden a superarlos. Los turistas son a menudo un estorbo más que una ayuda, se comportan de forma inapropiada y pueden agotar los escasos recursos.

Hay muchos ejemplos de turismo de catástrofes, de los que sólo hemos dado unos pocos.

Vídeo: Explorando Chernóbil: Zona de Exclusión | Qué es el Turismo de Catástrofes

Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un profesional especializado en el mundo de los viajes, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa el mundo del turismo, estudiar un curso o Máster especializado online es lo más acertado. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

¿Dónde Estudiar un Curso de Turismo Online?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Si te ha gustado la publicación «Qué es el Turismo de Catástrofes», te animamos a realizar un Máster o Cursos de Turismo Online! ¡Dale al Like y comparte, los futuros reclutadores contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio/Tipos de Turismo/Qué es el Turismo de Catástrofes o Turismo de Desastres