¿Qué es el Turismo Slow?; A preparar la mochila de senderismo. La tendencia del «Slow Travel» se ha hecho cada vez más popular en los últimos años, pero a través de COVID19 se ha acelerado enormemente y casi se ha convertido en una nueva norma sin que la gente se dé cuenta.

Se prevé que el turismo slow (lento) sea uno de los tipos de turismo siga creciendo en popularidad, convirtiéndose en una alternativa a las vacaciones más tradicionales, y se estima que crecerá a una tasa de crecimiento anual compuesta del 10%. Ahora bien, ¿qué es el viaje slow, de dónde viene y cómo pueden adaptarse los hoteleros?.

¿Qué es el Turismo Slow?

Qué es el Turismo Slow

¿Qué es el Slow Travel?

La definiciónde slow travel se describe como un enfoque de los viajes que hace hincapié en la conexión con la gente, las culturas, la comida y la música locales. Se basa en la idea de que un viaje debe educar y tener un impacto emocional, al tiempo que es sostenible para las comunidades locales y el medio ambiente.

Beneficios del turismo slow

El turismo slow, también conocido como «slow travel» o «viaje lento», se caracteriza por enfocarse en la calidad de la experiencia de viaje en lugar de la cantidad de destinos visitados en un período de tiempo. Este enfoque tiene varios beneficios para los viajeros y para el medio ambiente. Aquí tienes algunos de los beneficios más destacados del turismo slow:

  1. Mayor Conexión con el Destino: Al tomarse más tiempo para explorar un lugar, los viajeros pueden conectarse de manera más profunda con la cultura, la historia y las personas del destino. Esto conduce a experiencias más auténticas y enriquecedoras.
  2. Reducción del Estrés: El turismo slow promueve un ritmo de viaje más tranquilo, lo que ayuda a reducir el estrés y la sensación de prisa que a menudo se asocia con el turismo convencional.
  3. Sostenibilidad Ambiental: Al viajar de manera más lenta, los viajeros pueden reducir su huella de carbono al utilizar menos transporte y alojamiento, lo que contribuye a la sostenibilidad ambiental.
  4. Descubrimiento de Lugares Menos Conocidos: El turismo slow fomenta la exploración de destinos menos turísticos y fuera de las rutas trilladas, lo que puede beneficiar a las comunidades locales y evitar la saturación de lugares populares.
  5. Promoción de la Economía Local: Al pasar más tiempo en un lugar, los viajeros pueden apoyar la economía local a través de la compra de productos locales, la visita a restaurantes y la participación en actividades locales.
  6. Experiencias Gastronómicas: El turismo slow permite a los viajeros disfrutar de la comida local de manera más auténtica, explorando mercados, probando platos tradicionales y participando en clases de cocina.
  7. Mayor Relajación: La falta de prisa y la oportunidad de disfrutar de actividades más relajantes, como caminar, leer o simplemente contemplar el entorno, pueden llevar a una mayor relajación y rejuvenecimiento.
  8. Aprendizaje Cultural: El turismo slow brinda la oportunidad de aprender sobre la cultura y la historia locales a través de visitas a museos, conversaciones con lugareños y la participación en eventos culturales.
  9. Creación de Recuerdos Duraderos: Al disfrutar de una experiencia de viaje más significativa y profunda, los viajeros a menudo crean recuerdos que perduran en el tiempo y que valorarán durante toda su vida.
  10. Mayor Flexibilidad: El turismo slow permite a los viajeros ser más flexibles en sus planes y adaptarse a las oportunidades y experiencias que surgen en el camino.

¿De dónde viene el turismo slow?

Esta tendencia, o mejor dicho movimiento, ha ido evolucionando a lo largo del tiempo y está relacionada con el movimiento Slow food. El movimiento Slow Food fue iniciado por Carlo Petrini y un grupo de activistas en la década de 1980 para resistir la apertura de un McDonald’s cerca de la Plaza de España en Roma, con el objetivo inicial de defender las tradiciones regionales, la buena comida, el placer gastronómico y un ritmo de vida lento. Su mayor popularidad puede relacionarse con el creciente interés por la sostenibilidad y el autocuidado.

¿Cómo se puede viajar «en modo slow»?

Viajar en modo turismo slow, implica pasar del lujo materialista y consumista al deseo de vivir experiencias con propósito y crear momentos significativos. La gente ya no quiere tener una agenda repleta de visitas a lugares turísticos clásicos. Quieren viajar a su propio ritmo mientras experimentan y saborean la cultura local. Una palabra que se utiliza mucho cuando se habla del Slow travel es «basado en la experiencia». El viaje basado en la experiencia puede lograrse de diferentes maneras, como conectando con la gente, creando una comunidad, experimentando la cultura local y tomando decisiones conscientes. Estas decisiones conscientes repercuten en el propio cultivo y regeneración, además de ayudar al medio ambiente reduciendo tu propia huella global.

El turismo slow se caracteriza por reducir la movilidad y por dedicar tiempo a explorar la historia y la cultura locales, apoyando al mismo tiempo el medio ambiente. Los principales objetivos del viajero son la relajación, la autorreflexión, la evasión, la búsqueda de novedades, el compromiso y el descubrimiento.

¿Cómo pueden los hoteles adaptarse a este movimiento?

Hay enfoques sencillos que tanto los hoteles urbanos como los rurales pueden adaptar para mejorar la experiencia de sus huéspedes a través de los diferentes departamentos del hotel.

  • Comida y bebida: Una forma que ya se practica habitualmente es a través de los puntos de venta de comida y la hostelería en general, donde se puede incorporar fácilmente la cultura local sirviendo platos regionales con productos locales y de temporada. Una tendencia importante a la que ya se han adaptado muchas empresas es la de «volver a las raíces». Cuanto más aprendemos sobre los alimentos, la nutrición y el planeta, más se entiende que lo natural es lo mejor. Volver a los orígenes de los alimentos es un homenaje a las hierbas y verduras locales, así como a las prácticas culinarias. Enseñar estas prácticas culinarias a los huéspedes también ofrece una forma de profundizar en la cultura local.

  • Bienestar: A medida que la vida cotidiana se vuelve más tecnológica, hay un fuerte deseo de terapias y prácticas de spa con los pies en la tierra que utilizan alimentos tradicionales, medicinas a base de plantas, aceites y rituales antiguos.

  • Experiencias y actividades: Los viajes transformadores inspiran a los viajeros a desconectar de su ajetreado día a día, lo que incluye el aprendizaje de nuevas habilidades que serán una fuerza motivadora para los futuros viajeros. Las experiencias pueden permitir a los huéspedes comprometerse con la comunidad local e interactuar con otros para ampliar su conocimiento y comprensión cultural.

  • Off – Grid: Junto con el movimiento de los viajes slow surgió la tendencia de los viajes sin conexión a la red, que son posibles gracias a las tecnologías modernas. Un ejemplo es la energía solar que proporciona electricidad en cualquier lugar, como en cabañas de montaña, un barco u otros lugares remotos. Tanto los hoteles urbanos como los rurales pueden adaptarse a los viajeros que intentan alejarse del ajetreo de su vida cotidiana, ofreciendo experiencias de desintoxicación digital, que son cada vez más populares.

  • Transporte: Siendo la sostenibilidad una prioridad para lo que es el turismo slow, los hoteles deberían ofrecer u organizar diferentes medios de transporte a sus huéspedes. El alquiler de bicicletas, los paseos a pie o las excursiones en tren son opciones atractivas para el viajero actual.

Para concluir, lo más probable es que el turismo slow sea la forma en que nuestra industria comience a recuperarse, de forma cautelosa pero segura, en cuanto se vuelvan a fomentar los viajes a nivel mundial.

Vídeo: «En un mundo adicto a la velocidad, la lentitud es un superpoder» – Qué es el turismo slow

Mejores destinos de turismo slow por temporada

DestinoTemporada IdealRazones para VisitarRecomendado para Viajar en Familia
Toscana, ItaliaPrimavera y OtoñoExplore las colinas toscanas, visite viñedos y disfrute de la cocina italiana.Sí, actividades al aire libre y gastronomía para toda la familia.
Bali, IndonesiaTemporada secaDescanse en playas de arena blanca, visite templos y practique yoga.Sí, actividades culturales y playa para familias.
Santorini, GreciaPrimavera y OtoñoDisfrute de las icónicas puestas de sol, explore la arquitectura blanca y relájese en playas.Sí, las playas y la belleza natural son ideales para las familias.
Kioto, JapónPrimavera y OtoñoExplore templos, jardines zen y experimente las estaciones del año.Sí, la cultura y los jardines son educativos para los niños.
Costa Amalfitana, ItaliaPrimavera y VeranoDescubra la costa escarpada, la gastronomía local y los pueblos pintorescos.Sí, la belleza natural y los alimentos frescos son ideales para familias.
Provenza, FranciaPrimavera y VeranoAdmire los campos de lavanda, visite mercados provenzales y pruebe vinos locales.Sí, los mercados y la belleza rural son atractivos para las familias.
Nueva ZelandaPrimavera y VeranoExplore la naturaleza virgen, practique senderismo y disfrute de deportes acuáticos.Sí, actividades al aire libre para toda la familia.
San Miguel de Allende, MéxicoTodo el añoSumérjase en la arquitectura colonial, experimente la cultura mexicana y pruebe la gastronomía local.Sí, la riqueza cultural y la seguridad hacen que sea adecuado para familias.
Isla de Pascua, ChilePrimavera y VeranoVisite los famosos moáis, experimente la cultura rapanui y disfrute de la belleza natural única.Sí, la historia y los paisajes son educativos para los niños.
Amán, JordaniaPrimavera y OtoñoExplore sitios arqueológicos como Petra, experimente la historia y disfrute de la hospitalidad jordana.Sí, la historia y la cultura son interesantes para las familias.
Jardín de Giverny, FranciaPrimavera y VeranoVisite los jardines de Claude Monet y admire las pinturas impresionistas.Sí, una experiencia educativa y artística para la familia.

Estos destinos ofrecen experiencias de turismo slow en diferentes temporadas del año y son adecuados tanto para viajeros individuales como para familias. Cada uno de ellos tiene su propio encanto y una amplia variedad de actividades para disfrutar, desde explorar la cultura y la historia hasta relajarse en entornos naturales hermosos. Cuando viajes en familia, considera las preferencias y necesidades de todos los miembros para asegurarte de que la experiencia sea agradable para todos.

Mejores destinos de turismo Slow en España por temporada

Tabla con ejemplos de destinos de turismo slow en España, junto con la temporada ideal para visitarlos y si son adecuados para viajar en solitario o en familia:

DestinoTemporada IdealRazones para VisitarRecomendado para Viajar en Familia
Alpujarra, AndalucíaPrimavera y OtoñoPaisajes de montaña, pueblos blancos y senderismo.Sí, actividades al aire libre para familias.
Cadaqués, CataluñaPrimavera y OtoñoPlayas pintorescas, arte, y la Casa-Museo Dalí.Sí, ambiente tranquilo y playas aptas para familias.
Ansoáin, NavarraPrimavera y VeranoNaturaleza en estado puro, rutas de senderismo.Sí, entorno natural ideal para actividades familiares.
Ribeira Sacra, GaliciaPrimavera y OtoñoViñedos, monasterios, paseos en catamarán por el río.Sí, actividades culturales y al aire libre para familias.
Valldemossa, MallorcaPrimavera y OtoñoArquitectura encantadora, jardines y senderismo.Sí, el encanto del pueblo es adecuado para familias.
Alcalá del Júcar, Castilla-La ManchaPrimavera y VeranoCuevas, castillos y senderismo en el cañón del río Júcar.Sí, las cuevas y la naturaleza son interesantes para las familias.
Garrotxa, CataluñaPrimavera y OtoñoParque Natural con volcanes, senderismo y naturaleza.Sí, la naturaleza es perfecta para las familias.
Siurana, CataluñaPrimavera y OtoñoPueblo medieval, escalada y vistas panorámicas.Sí, las vistas y la historia son educativas para las familias.
La Palma, Islas CanariasTodo el añoObservación de estrellas, senderismo y naturaleza.Sí, actividades al aire libre para familias.
Las Alpujarras, GranadaPrimavera y OtoñoMontañas, agricultura tradicional y senderismo.Sí, las montañas y la cultura son ideales para las familias.

Estos son solo algunos ejemplos de destinos de turismo slow en España. Cada uno de estos lugares ofrece experiencias únicas y oportunidades para disfrutar de un ritmo de viaje más pausado y conectarse con la cultura y la naturaleza local.

¿Qué debo de saber para empezar a realizar turismo Slow?

Para empezar a realizar turismo slow y disfrutar de experiencias de viaje más tranquilas y significativas, aquí tienes algunos consejos y cosas que debes saber:

  1. Investigación del Destino: Investiga a fondo el destino al que planeas viajar. Aprende sobre su cultura, historia, costumbres y tradiciones. Conoce las atracciones locales y las opciones de alojamiento y comida.
  2. Planificación Relajada: Evita planificar un itinerario excesivamente apretado. Deja espacio para la improvisación y la exploración espontánea. No sientas la necesidad de visitar todos los lugares turísticos en un solo día.
  3. Transporte y Movilidad: Elige formas de transporte que se alineen con el enfoque slow, como caminar, andar en bicicleta o tomar transporte público. Evita las prisas y el estrés relacionado con los desplazamientos.
  4. Alojamiento Local: Considera alojarte en lugares más pequeños y gestionados por locales, como casas de huéspedes, alojamientos boutique o alojamiento en hogares. Esto puede brindarte una experiencia más auténtica.
  5. Gastronomía Local: Prueba la comida local en restaurantes y puestos de comida de la zona. Visita mercados locales y participa en clases de cocina para aprender a preparar platos tradicionales.
  6. Interacción con Locales: Intenta interactuar con la población local siempre que sea posible. Aprende algunas frases en el idioma local y muestra respeto por las costumbres y normas culturales.
  7. Exploración a Pie: Caminar es una de las mejores formas de experimentar un destino de manera lenta. Explora barrios, calles y parques a pie, deteniéndote para observar y disfrutar de los detalles.
  8. Desconexión Digital: Considera desconectar de la tecnología y las redes sociales durante parte de tu viaje para estar presente en el momento y disfrutar de la experiencia sin distracciones.
  9. Actividades Relajantes: Incorpora actividades relajantes en tu viaje, como yoga, meditación, lectura o simplemente disfrutar de un buen café en una terraza.
  10. Compras Responsables: Si compras souvenirs, busca productos locales y sostenibles en lugar de artículos fabricados en masa. Apoya a los artesanos locales y a la economía comunitaria.
  11. Respeto por el Medio Ambiente: Adopta prácticas respetuosas con el entorno, como recoger la basura, reducir el consumo de plástico y elegir actividades y tours que promuevan la sostenibilidad.
  12. Apreciación del Tiempo: Valora y aprecia el tiempo durante tu viaje. No te preocupes demasiado por el reloj y disfruta de cada momento.
  13. Flexibilidad: Sé flexible en tus planes y expectativas. A veces, las mejores experiencias ocurren cuando menos lo esperas.
  14. Viajar Solo o en Grupo: Decide si deseas viajar solo, con amigos o en un grupo. Cada opción tiene sus propias ventajas y desafíos, así que elige la que mejor se adapte a ti.

¿Qué motiva al turista Slow?

Los turistas «slow» son motivados por una serie de factores que difieren de los motivos típicos de los viajeros convencionales. El turismo slow se enfoca en experiencias de viaje más profundas y auténticas, y los viajeros slow suelen buscar:

  1. Conexión con la Cultura Local: Los turistas slow están interesados en sumergirse en la cultura local, interactuar con los lugareños y aprender sobre las tradiciones, la historia y el estilo de vida de la comunidad visitada.
  2. Relajación y Descanso: Uno de los principales motivos es la búsqueda de un viaje relajante y sin prisas. Prefieren evitar la agitación de los itinerarios apretados y disfrutar de un ritmo más tranquilo.
  3. Exploración Auténtica: Quieren explorar destinos de manera auténtica, alejándose de las rutas turísticas tradicionales para descubrir lugares menos conocidos y experiencias únicas.
  4. Sostenibilidad y Respeto por el Entorno: Los turistas slow suelen tener una preocupación por el medio ambiente y buscan reducir su huella de carbono. Prefieren opciones de viaje sostenibles y respetuosas con el entorno.
  5. Valorar la Comida y la Gastronomía: Disfrutan de la comida local y buscan experimentar la gastronomía auténtica del destino, ya sea a través de la visita a mercados locales, la participación en clases de cocina o la degustación de platos tradicionales.
  6. Interacción Social y Relaciones Personales: Valoran las interacciones significativas con las personas locales y otros viajeros, creando conexiones personales que pueden perdurar más allá del viaje.
  7. Inmersión en la Naturaleza: Muchos turistas slow buscan destinos naturales donde puedan disfrutar de la belleza de la naturaleza, hacer senderismo, practicar actividades al aire libre y desconectar del ajetreo de la vida urbana.
  8. Aprendizaje y Crecimiento Personal: El turismo slow a menudo se percibe como una oportunidad para el aprendizaje y el crecimiento personal, ya que los viajeros pueden adquirir nuevas habilidades, perspectivas y conocimientos.
  9. Creatividad y Descubrimiento: Quieren tener la libertad de ser creativos en sus viajes, descubrir nuevas experiencias y dejar espacio para la improvisación y la aventura.
  10. Valorar el Tiempo: Los turistas slow valoran su tiempo y quieren aprovecharlo al máximo, disfrutando de momentos significativos y memorables en lugar de tratar de ver y hacer demasiado en un período corto.

[wpforms id=»1875″ title=»false» description=»false»]

¡Si te ha gustado la publicación «¿Qué es el Turismo Slow?», te animamos a realizar un Máster o Cursos de Turismo Online! ¡Dale al Like y comparte, los futuros reclutadores contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!