Qué se Hace en el Turismo de Naturaleza; El turismo basado en la naturaleza representa una forma de alivio para muchos turistas que buscan aventura y relajación en todo el mundo. La combinación de soluciones basadas en la naturaleza y el turismo presenta un método económico, de subsistencia, positivo para el clima y para promover el uso múltiple y los beneficios de la naturaleza.

Ver Máster en Dirección Empresas Turísticas Online

Qué se Hace en el Turismo de Naturaleza. Definición y Ejemplos

Qué se Hace en el Turismo de Naturaleza. Definición y Ejemplos
4,8 / 5

¿Qué es el Turismo de Naturaleza?

El turismo de naturaleza consiste en visitar espacios naturales y está alineado con el concepto de turismo rural. Los lugares que pueden visitar los turistas de naturaleza pueden ser playas, bosques o parques nacionales. Las actividades se centran en el entorno natural en lugar de visitar elementos creados por el hombre; piensa en la observación de las estrellas y el senderismo, por ejemplo. Hay sitios en todo el mundo que son perfectos para el turismo de naturaleza.

El CBI (Centro para la Promoción de las Importaciones de los Países en Desarrollo) de los Países Bajos da una definición del turismo de naturaleza de la siguiente manera:

El turismo de naturaleza es un turismo basado en los atractivos naturales de una zona. Consiste en viajar de forma responsable para conocer las zonas naturales y su paisaje, la flora y la fauna, protegiendo el medio ambiente y mejorando la calidad de vida de los habitantes.

Qué se Hace en el Turismo de Naturaleza - Definición

Importancia del Turismo de Naturaleza

Antes de ver qué se hace en el turismo de naturaleza con algunos ejemplos, hablemos de su importancia.

El turismo de naturaleza es importante porque permite ver y apreciar la belleza de nuestro entorno natural. Gracias a este tipo de turismo, podemos escapar de la contaminación y las presiones de la vida en la ciudad: es bueno para nuestro bienestar físico y mental estar en la naturaleza, respirar aire fresco y ver el exuberante verdor o los brillantes mares azules. El turismo de naturaleza también anima a los visitantes a interesarse por el entorno natural, lo que puede traducirse en un esfuerzo más consciente en materia de medio ambiente. El cambio climático es un problema constante y permanente, por lo que es algo positivo.

Además, el turismo de naturaleza da a los propietarios de tierras, a las comunidades locales y a los gobiernos locales más razones para preservar y cuidar las áreas naturales. Si saben que la gente vendrá a visitarlos, les interesa cuidar estos lugares y es un gran incentivo para desarrollar su oferta de turismo sostenible. Los turistas que nos visitan pueden hacer maravillas para el orgullo de la comunidad local de esta manera.

Como todo turismo, el turismo de naturaleza aporta dinero. Este impulso económico se extiende por toda la comunidad; la gente necesita lugares para alojarse y alimentos para comer, y quiere comprar recuerdos. Los excursionistas pueden necesitar comprar botas de repuesto, y los exploradores cansados siempre necesitarán un sitio donde descansar la cabeza por la noche. El turismo natural crea puestos de trabajo e impulsa la economía de las zonas circundantes.

¿Cuál es la Diferencia entre el Turismo de Naturaleza y el Ecoturismo?

¿Es el turismo de naturaleza diferente del ecoturismo? En pocas palabras, sí. Son muy parecidos, pero el ecoturismo es quizás una rama más especializada del turismo de naturaleza si quisiéramos definir claramente la diferencia de alguna manera.

El turismo de naturaleza consiste en visitar una zona (de forma responsable, eso sí) en lugar de pretender aprender activamente sobre el medio ambiente y participar en su protección. Un turista de naturaleza puede visitar una playa y admirar su belleza, mientras que un ecoturista puede participar en la limpieza de la playa. Las líneas son borrosas, por supuesto, como lo son a menudo cuando tratamos de diferenciar los tipos de turismo.

Qué se Hace en el Turismo de Naturaleza - Ejemplos

Tipos y Ejemplos de Turismo de Naturaleza

Que mejor manera de explicar qué se hace en el turismo de naturaleza que con unos ejemplos de los diferentes tipos que hay.

Existen diferentes tipos de turismo de naturaleza. Aquí es donde veremos las similitudes con otro tipo de turismo: el turismo de aventura. La similitud es que ambos pueden dividirse en dos «tipos»: duro y blando.

El turismo de naturaleza suave puede consistir en la observación de aves, la visita a una playa para tomar el sol, paseos suaves por parques rurales, etc.

El turismo de naturaleza duro es un poco más difícil: escalar montañas, caminar por el monte y bucear, por ejemplo. A continuación, te explicamos algunos de estos ejemplos concretos, para que puedas ver lo variado que es el turismo de naturaleza.

Observación de aves

La observación de aves es un ejemplo de turismo de naturaleza suave. Pueden hacerlo personas de todas las edades y capacidades, con o sin guía. Sólo se necesita un poco de conocimiento de las especies de aves (o un libro que las explique) y tal vez unos prismáticos. ¡Gambia es un lugar privilegiado para la observación de aves!

Buceo

Este es más bien un ejemplo de turismo de naturaleza duro. Es mucho más aventurero, y requiere un equipo especializado y un guía o mucha formación/experiencia. Sumérgete en el agua para ver qué tipo de naturaleza se exhibe allí abajo: corales, peces, conchas y mucho más. Es subjetivo, pero Barracuda Point, en Malasia, es aparentemente el lugar más bello del mundo para bucear… ¡Y  también somos fans del buceo en las Islas Galápagos!

Conducción panorámica

Esta es otra actividad «suave», ya que es de bajo riesgo y no requiere esfuerzo físico. La Costa Norte 500 de Escocia es un ejemplo de una famosa ruta escénica: es una forma estupenda de experimentar la naturaleza. Desde colinas onduladas hasta ríos sinuosos, hay mucho que ver por la ventana desde la comodidad del coche. Otro ejemplo fantástico es la Kings Highway en Jordania, donde verás un desierto interminable, cañones e increíbles formaciones rocosas. Y como no, un road trip por Texas para disfrutar del paisaje y la naturaleza.

Camping

El camping es, de nuevo, un ejemplo de turismo de naturaleza suave. Aunque es un poco más «implicado» que la conducción panorámica, por ejemplo, sigue siendo relativamente poco arriesgado y la mayoría puede participar en él. Se dice que el Parque Nacional del Monte Cook, en Nueva Zelanda, es uno de los lugares más bellos del mundo para acampar, con sus paisajes verdes y sus montañas nevadas. Escalar el Monte Kilimanjaro también ofrece fantásticas oportunidades para acampar.

Caza

Aunque controvertido, el turismo de caza es un ejemplo de turismo de naturaleza, ya que se desarrolla en espacios naturales. Sin duda, es una actividad para la categoría dura, puesto que se necesita un equipo especial para realizarla y, obviamente, puede ser bastante peligrosa si no se sabe lo que se está haciendo. También suele ser un punto de discusión para el turismo ético.

Observación de las estrellas

En su mayor parte, se trata de una actividad muy segura, por lo que vuelve a entrar en la categoría de suave. Hay visitas guiadas en los mejores parajes para observar las estrellas, como el Parque Nacional del Teide, en Tenerife, e incluso ha creado su propia rama del turismo. Se trata del llamado turismo de cielo oscuro, y hay muchos ejemplos de actividades que se enmarcan en él. Entre ellas está la observación de estrellas, por supuesto, junto con la contemplación de auroras boreales, la observación de un eclipse, las excursiones astronómicas y la estancia en alojamientos que ofrecen una visión clara del cielo nocturno, como las cúpulas de cristal.

Caminar por el monte

Esta actividad puede ser peligrosa, ya que se trata de salirse de los caminos trillados y de caminar por matorrales o por terrenos accidentados. Por lo tanto, podemos clasificarlo como turismo de naturaleza duro; es algo que se hace cuando se practica el senderismo, y da un poco de adrenalina. Otro de los ejemplos de qué se hace en el turismo de naturaleza.

Visitar parques

Una de las formas más fáciles y comunes de hacer turismo de naturaleza es simplemente visitar un parque. Tanto si se trata de un parque nacional como de tu espacio verde local, visitar un parque es un ejemplo claro de este tipo de turismo. Verás pájaros, insectos, flores, árboles, hierba y mucho más. Pasea tranquilamente, haz cicloturismo o siéntate a comer un picnic rodeado de naturaleza.

Pesca

La pesca se encuentra en medio de las categorías blanda y dura. Se necesita un equipo especializado, pero en la mayoría de los tipos de pesca hay poco o ningún riesgo para la vida. Pero hay que estar en la naturaleza (en un lago o un río) para hacerlo, por lo que se considera un tipo de turismo de naturaleza. Evidentemente, la gente lleva años pescando como fuente de obtención de alimentos, pero también es una afición recreativa de la que disfrutan muchos.

Navegar en kayak

Esta es otra actividad intermedia. El kayak puede ser peligroso, aunque normalmente no lo es: suele ir acompañado de un guía y, por supuesto, se necesita un equipo especializado (el kayak). Es una actividad muy divertida que gusta a mucha gente.

Playas

Puedes visitar una playa y simplemente no hacer… ¡nada! Esto no deja de ser un ejemplo de turismo de naturaleza, ya que las playas son entornos naturales. Bali tiene algunas de las playas más bonitas del mundo, y los turistas acuden a ellas para relajarse y tomar el sol. Las playas también suelen estar cerca de bares y restaurantes, y es posible encontrar gente haciendo yoga en la playa o viendo el amanecer/la puesta de sol. En Tailandia se celebran incluso fiestas en la playa a la luz de la luna durante toda la noche. Son lugares versátiles y hermosos.

Ciclismo

De nuevo, otra actividad que puede considerarse dura o suave. En realidad, depende de dónde vayas. Un suave paseo en bicicleta por un carril bici específico a través de un parque no es nada parecido a la bicicleta de montaña en terrenos difíciles. Todo depende del nivel de habilidad que tengas y de los riesgos que estés dispuesto a asumir. Pero, sin duda, el ciclismo es una forma estupenda de salir a la naturaleza. Además, es una actividad barata y ecológica, lo que la convierte en una opción ganadora desde muchos puntos de vista.

Paseos por la naturaleza

Suelen tener una duración más larga que muchas de las actividades mencionadas anteriormente, que puede realizar con regularidad, pero durante unas pocas horas. Las excursiones por la naturaleza son viajes de varios días o incluso semanas, en los que se sale a la naturaleza con expertos en fauna y flora. Se puede viajar en avión o en tren, o ir en un crucero, y el guía turístico estará a mano para señalar todos los aspectos de la naturaleza que hay que ver. Estos viajes por la naturaleza llevan a los visitantes a algunos de los destinos más bellos del planeta, como Croacia, Islandia y Alaska. Te costará un poco de dinero, pero los recuerdos que te llevarás al ver osos, cascadas y gloriosas puestas de sol lo compensarán con creces.

Vídeo: Turismo de Naturaleza | Qué se Hace en el Turismo de Naturaleza

Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un profesional especializado en el mundo de los viajes, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa el mundo del turismo, estudiar un curso o Máster especializado online es lo más acertado. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

¿Dónde Estudiar un Curso de Turismo Online?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Si te ha gustado la publicación «Qué se Hace en el Turismo de Naturaleza», te animamos a realizar un Máster o Cursos de Turismo Online! ¡Dale al Like y comparte, los futuros reclutadores contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio/Tipos de Turismo/Qué se Hace en el Turismo de Naturaleza. Definición y Ejemplos